Pablo Ráez, despedido por cientos de personas en su Marbella natal

27 febrero, 2017 by Esteban0
402.jpg

Pablo Ráez se ha ido, pero su legado quedará vigente. Así se lo quisieron transmitir los centenares de vecinos de Marbella, su localidad natal, que se acercaron a la iglesia de la Encarnación para despedirse del joven que falleció en la tarde del sábado tras plantar cara durante casi dos años a la leucemia y concienciar a la sociedad sobre la donación de médula ósea. A las 16.52 horas, momento en el que llegó el coche fúnebre, tanto el templo como la plaza adyacente estaban repletas de un gentío que le transmitió su cariño y admiración.

El funeral, al que asistieron, entre otros, los alcaldes de Marbella, Málaga y Ojén, así como gran parte del pleno de la corporación de Marbella, fue oficiado por el párroco local, José López Solórzano, vinculado a la familia y visiblemente emocionado. “Yo no sé enterrar a Pablo, preferiría estar sentado ahí, con vosotros”, dijo nada más comenzar a los familiares, pareja y amigos de Ráez. Haciendo de tripas corazón, recordó algunas de sus anécdotas con el marbellí, erigido en toda una institución por su lucha contra una enfermedad que viralizó para darla a conocer. Y siempre, con una sonrisa.

“Una vez Pablo me dijo que no le pide nada a Dios, ya que él no tiene plaquetas ni tiene sangre… pero nosotros sí que tenemos; él sí creía que se podía cambiar el mundo“, relató el sacerdote, quien animó a todos “a coger su testigo, ya que él ha hecho todo lo que ha podido, y ahora merece descansar”. “Conforme Pablo se hizo grande, los demás nos hicimos más pequeños”, concluyó su homilía.

Tras tres cuartos de hora de contenida emoción, un gran aplauso final sirvió de homenaje final a Pablo. “¡Siempre fuerte!”, gritaron a coro sus allegados sacando bíceps mientras introducían su féretro en el coche fúnebre para trasladarse al cementerio. El mismo mensaje con el que, al final de cada vídeo a través de las redes sociales, el propio Pablo animaba a la gente a donar y a no tenerle miedo a la leucemia.

Durante la jornada, muchísimas han sido las personalidades que han rendido homenaje al fallecido a través de las redes sociales: desde el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hasta Antonio Banderas, Dani Rovira, o los clubes deportivos de la provincia como el Málaga o el Unicaja.

Marbella, su ciudad natal, le concederá este martes la medalla por el Día de Andalucía, lo que se convertirá en un homenaje póstumo a la figura de un joven que, con su voluntad, movió montañas: provocó una concienciación tal que supuso el incremento de un 1.300% de las donaciones de médula ósea en Málaga durante el pasado año (11.201 donantes), según los datos del Centro Regional de Transfusión Sanguínea.

Durante su trayecto hacia el cementerio, los vecinos de Marbella, en respetuoso silencio, siguieron la estela que proyectaba Pablo Ráez, su héroe más luchador. En su corona de flores, como no podía ser de otra manera, se podía leer el lema con el que conquistó los corazones de la gente: “Siempre fuerte”.

Fuente: elmundo.es


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *